El término del desarrollo sustentable que significa y los cambios que ha tenido

El término del desarrollo sustentable que significa y los cambios que ha tenido

De forma general, el término de desarrollo está socio al incremento de bienestar individual y colectivo. De forma tradicional éste ha sido medido por medio de indicadores económicos y políticos ligados al proceso de mayor o bien menor desarrollo económico y redistribución de la riqueza; además, ha sido vinculado con el nivel de industrialización, lo que ha determinado una clasificación en países “desarrollados” o bien “en vías de desarrollo”. A fines de los años ´70 se integró la dimensión social del desarrollo, si bien siempre y en todo momento privilegiando lo económico. No obstante, en la década del ochenta se presenció el estancamiento y retroceso del bienestar en una gran parte de la humanidad (Bifani, mil novecientos noventa y cuatro).

Y es que medir el desarrollo priorizando los factores económicos no necesariamente deja ver el nivel colectivo de bienestar, puesto que deja de lado una serie de variables que son una parte de lo cotidiano y que condicionan la calidad de vida. En dicho sentido el plano ambiental tampoco ha sido considerado, pese a que está comprobado que hay una relación entre el deterioro ambiental y los niveles de pobreza. La Comisión Mundial sobre Medio Entorno reconoce que la pobreza es la mayor causa y efecto de los inconvenientes ambientales.

desarrollo sustentable

Cambios que ha tenido el desarrollo sustentable

Como una respuesta a ello a mediados de los ochenta brotó el término de eco desarrollo, que estima que “se deben mudar algunos modelos y estrategias de desarrollo por otros que dejen el empleo sostenido de los recursos, respetando los plazos de los ecosistemas para su regeneración biológica” (Rizado, mil novecientos noventa y cuatro).

Con relación al desarrollo sustentable, aunque este término fue incorporado y analizado en la Conferencia de Estocolmo (mil novecientos setenta y dos), únicamente con la difusión del documento “Nuestro Futuro Común” (Comisión Mundial del Medio Entorno y el Desarrollo, mil novecientos ochenta y nueve) entra en vigencia y es asumido por distintos ámbitos, y se afianza en la Conferencia de Río noventa y dos, La Cima de la Tierra, donde el desarrollo sustentable era el tema central del discute (Rizado, mil novecientos noventa y cuatro).

Un esencial insumo para la Cima de la Tierra fue el documento “Cuidar la Tierra” elaborado por la UICN, WWF Y PNUD, que define al desarrollo sustentable como “prosperar la calidad de vida humana sin exceder la capacidad de carga de los ecosistemas que la sostienen”, y se proponen estrategias para conseguir el desarrollo sostenible (UICN, PNUMA y WWF, mil novecientos noventa y uno).

Es esencial resaltar que el desarrollo sustentable no se refiere a un estado inalterable de la naturaleza y de los recursos naturales, más sí incorpora una perspectiva de largo plazo en el manejo de exactamente los mismos, con lo que ya no se apunta a una “explotación” de los recursos naturales sino más bien a un “manejo” de éstos; también destaca en la necesidad de la solidaridad cara las presentes y futuras generaciones y defiende la equidad intergeneracional. Por otro lado, se defiende la necesidad de que la dirección de la inversión y del progreso científico tecnológico esté dirigido a la satisfacción de las necesidades presentes y futuras.

desarrollo sustentable

Aunque ciertos ámbitos han abusado del término y éste ha sido apadrinado por quienes no lo ponen en práctica, sino más bien utilizándolo publicitariamente con fines únicamente de imagen y de presentarse dentro en las corrientes actuales, es esencial resaltar que muchos organismos nacionales y también internacionales hacen sacrificios por avanzar en este nuevo estilo de desarrollo. Los sacrificios por conseguir el acuerdo y conceptualización del desarrollo sostenible implican a muchos campos de una forma activa.

“Un nuevo estilo de desarrollo debe partir de un replanteamiento de valores que excluya todo género de dominación sobre el ambiente natural y los conjuntos humanos. Este nuevo modelo va a deber fundamentarse en una redistribución justa de los recursos naturales y en mecanismos participativos y democráticos que dejen la presencia activa de los diferentes ámbitos de la población y el respeto a la autodeterminación de los pueblos.

El manejo conveniente del ambiente natural dejará satisfacer la necesidades básicas de las mayorías sociales en vez de contestar a los intereses de los conjuntos dominantes que no consideran la capacidad de carga de los ecosistemas y también impiden la constitución de una sociedad justa” (Fundación Naturaleza y CEPLAES, mil novecientos noventa y dos).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: