Destacado

Cómo relacionarse correctamente con personas con discapacidad

Cómo relacionarse correctamente con personas con discapacidad

La Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas (ANAP) ha elaborado, con la colaboración del Comité de representantes de personas con discapacidad de Navarra (CORMIN), un manual de buenas prácticas que recoge una serie de consejos para interactuar con las personas con discapacidad.

El objetivo de esta iniciativa es ofrecer a la ciudadanía un conjunto de recomendaciones que faciliten el acceso de las personas con discapacidad sensorial, motora, intelectual o con enfermedad mental a determinados entornos, bienes o servicios que deben de estar también a su disposición. De este modo la ANAP pretender garantizar la participación de estos ciudadanos en igualdad de condiciones que el resto.

Como consejos generales, la ANAP pide que se preste una especial atención a la persona y no a su discapacidad; que se hable directamente con ella y no con su acompañante; y que se trate a los adultos como adultos.

Personas con discapacidad intelectual

Respecto a las personas con discapacidad intelectual o con trastornos del desarrollo, la Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas recuerda que pueden tener algunas dificultades para expresarse, aunque ello no significa que sean incapaces de comunicarse.

Por este motivo recomienda dirigirse a ellas de acuerdo a su edad cronológica, evitando infantilizar el lenguaje si no es un niño y mostrando respeto ante sus opiniones. Para ello es conveniente emplear frases cortas, claras y sencillas.

La ANAP también pone de manifiesto que estas personas pueden tener dificultades para centrar su atención o bien mostrar interés por objetos que generalmente pasan desapercibidos. Es aconsejable reducir en las conversaciones la estimulación sensorial, las interrupciones y dar una mayor importancia a la comunicación no verbal como gestos, sonrisas o miradas.

Personas con discapacidad visual

Este manual de buenas prácticas también recoge pautas específicas en cuanto a las personas con discapacidad visual. De este modo, la ANAP recomienda hablarles mirando a la cara y dirigirse directamente a ellas y no a su acompañante.

Asimismo, pide sustituir durante las conversaciones términos como “aquí”, “allí”, “esto” o “aquello” por otros más orientativos como “a tu izquierda”, “detrás de ti”… También recuerda que pueden emplearse sin problemas las expresiones “mirar” o “ver” ya que las personas con discapacidad visual las utilizan habitualmente en sus conversaciones y no las consideran palabras tabúes.

Ante un riesgo, como obstáculos en la ruta de una persona con discapacidad visual, la ANAP recomienda no avisarles con exclamaciones que puedan provocarles ansiedad, como “¡ay!” o “¡cuidado!”, sino con otras más informativas como “¡alto!”. Posteriormente es necesario explicarles verbalmente el peligro o ayudarles para que puedan evitarlo.

Si solicitan ayuda es conveniente situarse delante de ellas (a un paso más o menos), en el lado contrario al bastón o al perro guía, si los hubiera; y ofrecerles el brazo para que se agarren a él. La ANAP recuerda que es “imprescindible” que las personas con discapacidad visual “sientan que están gestionando la ayuda prestada y no que se tira de ellas”.

El manual de buenas prácticas también ofrece consejos ante situaciones de la vida cotidiana de las personas con discapacidad visual como atravesar lugares estrechos o puertas, tomar ascensores y caminar por escaleras o rampas.

Personas con discapacidad auditiva

En cuanto a las personas sordas o hipoacúsicas, se recomienda facilitarles ayudas que complementen, aumenten o supongan una alternativa al lenguaje verbal. Para ello es conveniente evitar hablarles sin que nos miren, avisarles cuando queramos conversar con ellas y vocalizar bien, sin exagerar ni elevar el volumen de voz. En el caso de que no comprendan el mensaje es necesario repetírselo ayudándonos de gestos naturales que sirvan de apoyo, pero sin sobre actuar.

La ANAP también aconseja hablar a las personas con discapacidad auditiva de frente, con la cara bien iluminada y de cerca, para facilitarles la lectura de los labios. Es necesario también ofrecerles información complementaria sobre cualquier estímulo auditivo (músicas de fondo, mensajes por megafónia, etc.), para que puedan entender las reacciones de otras personas y adecuar su comportamiento de un modo eficaz.

Personas con discapacidad motora

Según la Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas, las personas con discapacidad motora presentan una alteración en la marcha y suelen requerir ayuda para su desplazamiento, su capacidad manipulativa o circunstancias propias de su autocuidado.

Por este motivo la ANAP recomienda poner las cosas a su alcance y colaborar en sus desplazamientos en silla de ruedas una vez lo hayan solicitado. En este último caso, para subir un escalón será necesario poner de frente a ellas la silla, de manera que se eleven primero las ruedas delanteras y luego las traseras. Para bajar el escalón es conveniente colocar la silla de espaldas, de manera que bajen primero las ruedas traseras. En el caso de una rampa, la silla de ruedas deberá estar de frente a ella cuando se vaya a subir, mientras que para bajar irá de espaldas a la rampa.

En cuanto a situaciones relacionadas con la manipulación de determinados objetos o prendas es aconsejable respetar la iniciativa y el ritmo de las personas con discapacidad, sin interferir.

Si tienen alterada su capacidad verbal es recomendable escucharles sin prisa y hasta el final, aunque se intuya lo que quieren decir. Es necesario evitar completar sus frases o terminar sus mensajes.

Respecto a los baños adaptados, es conveniente conocer su ubicación para poder orientar a quien pregunte por ellos y describir claramente el itinerario a seguir para llegar.

Personas con enfermedad mental

Finalmente, en cuanto a las personas con enfermedad mental la ANAP recomienda tratarlas de igual a igual, de forma natural y con respeto y discreción. En este sentido, también es aconsejable dirigirse a ellas de acuerdo a su edad cronológica, evitando infantilizar nuestro lenguaje si no es un niño y mostrando respeto ante sus opiniones.

Más información

Manual de Buenas Prácticas

FUENTE: Europa Press (23/08/2013)

El buscador adopta las formas orgánicas y los «trencadís» de la obra de Gaudí en su portada

Antoni Gaudí nació un 25 de junio de hace 161 años (1852) en Reus o Ridoms (no es segura la localidad), en la comarca del Baix Camp de la provincia de Tarragona. Era el menor de cinco hermanos, hijos de un calderero, un niño de salud delicada debido al reumatismo que le obligó a pasar largas temporadas de reposo. De esas etapas de reposo en la masía familiar en Riudoms nació el gusto por la naturaleza de Antoni Gaudí, que posteriormente incorporaría a su obra arquitectónica.

Con 17 años Gaudí se mudó a a Barcelona para entrar en el Instituto de Enseñanza Media. Después ingresaría en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Barcelona, para terminar entrando en la Escuela Provincial de Arquitectura de Barcelona. El expediente académico de Antoni Gaudí no fue brillante y de hecho obtuvo algunos suspensos, aunque finalmente obtuvo el título de arquitecto en 1878. Se dice que Elies Rogent, el director de la Escuela de Arquitectura dijo al entregarle el título a Antoni Gaudí: «Hemos dado el título a un loco o a un genio, el tiempo lo dirá».

Los dos primeros proyectos de Antoni Gaudí fueron las farolas para la Plaza Real y su primer edificio, la Casa Vicens en el barrio de Gracia de Barcelona. Es su fachada ya utilizó la cerámica como elemento decorativo, aunque en este período de la etapa Historicista Ecléctica las estética de Antoni Gaudíera de influencia oriental, principalmente mudéjar y persa.

Después de estas primeras obras y con una relevancia cada vez mayor, llegaría la Exposición Universal de París de 1878, lo que acabaría provocando el impulso definitivo de su carrera. No sería por l avitrina para la guantería Cornellá que llevó a la exposición, sino porque conoció a Eusebi Güell, el que sería durante muchos años su amigo y principal mecenas. El le encargaría las Bodegas Güell, el Palacio Güell, el Parque Güell, la Colonia Güell, y la cripta de la Colonia Güell.

Cinco años después de la Exposición de París, en 1883, Gaudí aceptó el proyecto que acabaría siendo el más importante de su vida, tanto por su relevancia como por el tiempo y esfuerzo que dedicó a su consecución: las obras del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. Desde los 31 años, edad a la que Antoni Gaudí asumiría el proyecto, hasta el final de sus días, el arquitecto dedicó 43 años a la obra, de los cuales los últimos 15 lo haría en exclusiva. A pesar de seguir actualmente en construcción, la basílica es el monumento más visitado de España por delante del Museo del Prado o la Alhambra de Granada.

La dedicación a este proyecto religioso era un reflejo de la profunda devoción y espiritualidad de Antonio Gaudí, que le hizo participar en diversas sociedades de corte católico. Otro de los rasgos característicos del ideario de Antoni Gaudí era su defensa de la identidad cultural del pueblo catalán y su catalanismo sin participación política.

Antoni Gaudí falleció con 74 años mientras se dirigía como cada día a la iglesia de San Felipe Neri. En la esquina entre la Gran Vía y la calle Bailén fue atropellado por un tranvía. Su aspecto descuidado hizo que los viandantes no le prestasen demasiada atención y cuando fue trasaladado al hospital ya era tarde. Antoni Gaudí fue enterrado en la cripta de la Sagrada Familia.

El estilo arquitectónico de Gaudí

La obra de Gaudí pasó por tres etapas principales. Su primer gran proyecto, la Casa Vicens, marca el punto de partida de la primera de ellas, la corriente historicista inspirada en el arte oriental o Historicismo Ecléctico. Otro de los edificios de esta época es El Capricho, construido en la localidad cántabra de Comillas. Contemporáneo de la Casa Vicens, este chalet de veraneo de Máximo Díaz de Quijano es de inspiración mudéjar y medievalista. Combina en su contrucción piedra, ladrillo visto y cerámica visriada, una constante en gran parte de su obra. La torre minarete es el elemento más carecterístico de la casa.El Palacio Güell, primero de los encargos de su mecenas también pertenece a esta etapa. En el homenaje de Google de hoy la torre verde es la de este palacio.

La segunda etapa por la que atravesó Gaudí fue la de influencia Gótica. A este período corresponden el Colegio Teresiano, el Palacio Episcopal en Astorga o la Casa de Los Botines en León. En estas contrucciones Gaudí incorpora elementos popios, tanto ornamentales constructivos que reafirman su personalísima visión.

Es en la tercera etapa, la del modernismo orgánico, donde termina de crear su estilo personal. Con una visión que parte de la naturaleza, de plantas y árboles pero también de cuevas o montañas Gaudí investiga en nuevas soluciones contructivas con formas geométricas regladas como paraboloides, hiperboloides, helicoides y conoides. Las curvas catenarias son otra de las formas estructurales que Antonio Gaudí incorpora a sus edificios.

Mediante estos elementos y materiales por lo general sencillos como el ladrillo y la argamasa, Gaudí incorporó estructuras que imitaban los troncos de los árboles y sus ramificaciones en estructuras fractales.

Los elementos estructurales se combinaron y ejercieron también de decorativos, como en la fachada de la casa Batlló, donde columnas que sugieren y evocan huesos y calaveras definen la fachada del edificio.

En sus edificios, Antonio Gaudí también diseñaba el mobiliario, puertas y elementos interiores de las casas, creando un conjunto estético y funcional. La Pedrera o Casa Milá, situada en el Paseo de Gracia es buen ejemplo de esto, y su interior está salpicado de formas de gotas de agua, remolinos, medusas, estrellas de mar, algas o flores. Las paredes también describen formas onduladasy apenas se encuentra alguna línea recta en los planos del edificio.

El Parque Güell es otro de los proyectos de Gaudí más característicos, con su sala hipóstila, los viaductos con columnas que parecen troncos de palmeras y la plaza central, rodeada de un banco ondulante. La superficie de este banco está decorada con el característico «trencadís» (de trencado, roto en catalán) de Gaudí. Son piezas cerámicas multicolor formando un mosaico desordenado. También está presente en el Parque Güell la salamandra o dragón de la escalinata.

SABER MÁS…

Antoni Gaudí

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A.
Polígono de Sabón, Arteixo, A CORUÑA (España)
Inscrita en el Registro Mercantil de A Coruña en el Tomo 2438 del Archivo,
Sección General, a los folios 91 y siguientes, hoja C-2141. CIF: A-15000649.

11 de Abril, Nación Charrúa. Historia y análisis

Memorial Salsipuedes

Memorial Charrúa en Salsipuedes


Nuestro Pueblo Charrúa venia luchando por su independencia desde la invasión de nuestro territorio, por parte de españoles y portugueses, en el siglo 16

Como tampoco se sabe que en el proceso de emancipación de las colonias hispanoamericanas, hubo dos proyectos antagónicos, uno continental, de patria grande, de construcción de un estado y una sola gran nación diversa, desde México hasta el sur del continente, lo encabezaron los pueblos y sus líderes: los padres Morelos e Hidalgos en México, acaudillando las masas indígenas; Francisco Morazán, uniendo a los pueblos de la Republica Centroamericana; el General Simón Bolívar, en el norte de la América del Sur; el mestizo Guaraní José de San Martín, en las Provincias Unidas del Río de la Plata, Chile y Perú; y José Gervasio Artigas, en el corazón del territorio Charrúa: el Uruguay actual, toda la región entrerriana y sur de Brasil.

Para estos hombres la soberanía residía en los pueblos, y la patria era América. Pero el proyecto triunfante fue otro, que respondía a patrones colonialistas, y la liberación de los pueblos de América Latina y el Caribe quedo inconclusa, constituyéndose en el principal reto del siglo 21

La clase dirigente que se adueño del proceso de emancipación de los pueblos en nuestra América estaba formada por terratenientes y comerciantes, quienes al calor de la construcción de los estados latinoamericanos, devendrían en las opulentas minorías oligárquicas, que gobernarían convirtiendo a nuestros países en proveedores de materias primas y a nuestros pueblos en esclavos de las potencias europeas.

No solo despedazaron el continente, dando nacimiento a una veintena de estados, sino que convirtieron al proceso de emancipación continental de los pueblos latinoamericanos y caribeños, en una extensión de la colonialidad española, en un simple cambio de amo, en el segundo golpe de estado.

El triunfo del proyecto liberal capitalista significó para los pueblos indígenas, afrodescendientes, campesinos y mestizos de Nuestra Abya Yala, el paso de un colonialismo externo, a uno interno.

Nuestro pueblo Charrúa en armas fue protagonista indiscutible del proceso de liberación continental, en nuestro territorio ancestral.

Fuimos parte de la Liga de los Pueblos Libres, que abarco las actuales provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Misiones, Corrientes, Córdoba y la Banda Oriental del Uruguay, liderados por el General José Gervasio Artigas, que entre 1813-1820 representó la alternativa a los proyectos imperiales en nuestra región. La misma, fue una alianza heterogénea de incipientes estados provinciales, pueblos indígenas, afrodescendientes, criollos pobres y algunos europeos. Su espíritu estuvo basado en la integración de pueblos y culturas soberanas, sin hegemonismos, para ser libres  sin dominar a nadie.

El pueblo Charrúa en armas fue la columna vertebral del artiguismo en la Banda Oriental del Uruguay. Pero este proyecto de liberación contó con demasiados y fuertes enemigos, y fuimos derrotados, y exiliado nuestro líder José Artigas en Paraguay.

Esto significo el reparto de nuestro territorio, por parte de Argentina, Brasil y Uruguay; y el aniquilamiento de nuestras comunidades. En la Republica del Uruguay por el presidente Fructuoso Rivera; y en Entre Ríos por el Gobernador Justo José de Urquiza, quien nos utilizo en las luchas civiles contra los unitarios; despojándonos así, de nuestro territorio ancestral, nos vimos obligados a ocultar nuestra identidad en el criollo.

El estado liberal, eurocentrista y oligárquico nos invisibiliza históricamente, a través de su lógica, de igualdad, orden y progreso con: genocidios estadísticos, despojos de territorio, un sistema educativo orientado a la negación de nuestra identidad, la imposición de celebraciones religiosas y patrióticas, perdida de nuestras lenguas indígenas e imposición  de la lengua castellana, destrucción de la sabiduría de nuestros ancianos. Festejan la propiedad privada de los recursos naturales, donde cualquiera que tenga dinero pueda comprarlos, poseerlos y usufructuarlos, aun siendo bienes colectivos como los ríos, el aire, la diversidad biológica y la madre tierra. Patrones que atentan contra nuestra cultura

La larga noche de silencio para nuestro pueblo duro poco más de un siglo, nuestra gente oculto hacia afuera nuestra identidad Charrúa, hacia adentro distintos mecanismos de resistencia permitieron sobrevivir y dar lugar al renacimiento.

 

Se habla y se festeja en distintos países de independencia, del bicentenario, cuando lo que han hecho es cambiar de patrón. el imperio se encargo de respaldar dictaduras en todo el continente, y luego de endeudar a cada país,respaldo las salidas democráticas, así le llamaron. Y hoy cada gobierno hace los mandados. ¿De que independencia se habla? Los que realmente lucharon por la independencia, fueron traicionados como el caso de Artigas que termino en el Paraguay. Rivera planifico su muerte, esta documentado en el archivo Artigas en la Biblioteca Nacional, con una carta de su puño y letra, fue el responsable de la matanza a los Charrúa en Salsipuedes. Pero en Uruguay sigue siendo héroe nacional. Desde su gobierno que fue el primero hasta el actual, nadie toco las infames mentiras históricas. Haciéndose cómplices de delitos de lesa humanidad.

Este 11 de abril, nos visitara la historia, y estaremos presentes en Salsipuedes, generaremos mas conciencia de la lucha por la reivindicación histórica, por nuestros abuelos.

Pero también tenemos que detenernos a pensar, en los personalismos, y egocentrismos, que tienen que desaparecer, para poder ser la Nación Charrúa. Somos críticos de la cultura accidental, en la cual nos hicimos hombres y mujeres, amando profundamente nuestra descendencia indígena. Sus valores, la cosmovisión que compartimos con nuestros hermanos en Nuestra Abya Yala. Pero sufrimos de ego, de individualismos, de hacer chacritas para unos pocos. Sufrimos de romanticismo, con falta de actitudes. Nos llamamos inchala (hermano en Charrúa) y estamos todos separados, en grupos, se forman coordinadoras que duran cinco minutos. Mientras hallan dueños de la pelota, que decidan quien juega y quien no, seremos grupos y grupillos, mas nunca la Nacion Charrúa.

 

Ricardo Silva (Caio) para Marquemos un Norte