Investigadores descubren una proteína capaz de atacar a las células enfermas

Investigadores descubren una proteína capaz de atacar a las células enfermas

clic para ver foto ampliada

Autor:© AFP/Archivo Eric Piermont

Un equipo de científicos australianos y británicos descubrió una proteína que destruye las células enfermas, un descubrimiento importante en la lucha contra el cáncer, la malaria y la diabetes, indicaron los investigadores este lunes.

“La proteína, llamada perforina, ataca las células anormales y hace un agujero en su membrana para dejar pasar las enzimas asesinas”, declaró el jefe del proyecto, James Whisstock, agregando que este descubrimiento responde “a un misterio fundamental de la inmunidad”.

“La perforina es el arma de nuestro cuerpo para limpiar”, subrayó James Whisstock de la universidad Monash, en Melbourne.

“Se introduce dentro de las células que resultaron contaminadas por un virus o transformadas en células cancerígenas, y permite a la enzima introducirse en la célula para limpiarla”, declaró. “Sin ella nuestro sistema inmunitario no puede limpiar esas células” agregó.

Unos microscopios ultrapoderosos instalados en Australia y en el Birkbeck College de Londres permitieron a los científicos estudiar la estructura y la función de la perforina, lo que les permitió descubrir “una molécula poderosa” que apunta a las células malignas o infectadas, indicó el investigador.

Sin la perforina –difundida por células asesinas dedicadas a la destrucción de invasores tóxicos–, el cuerpo no puede combatir las infecciones.

Estudios hechos sobre ratones demostraron un vínculo entre una perforina deficiente y la leucemia o un crecimiento acelerado de las células malignas.

Este descubrimiento tiene implicaciones para las enfermedades autoinmunes, tales como la diabetes juvenil de tipo 1, y para los pacientes trasplantados, ya que esta proteína está igualmente relacionada con la eliminación de células sanas y el rechazo de tejidos orgánicos, según Whisstock.

“Ahora que sabemos cómo funciona, podemos comenzar a trabajar para utilizarlo para combatir el cáncer, la malaria y la diabetes”, agregó.

Según Joe Trapani, que forma parte del equipo de investigadores, este estudio que duró 10 años descubrió que la estructura de la perforina era similar a la de las toxinas bacterianas tales como la listeria o el bacillus anthracis (ántrax), lo que permite pensar que el cuerpo aprendió tácticas de defensa a partir de enfermedades.

“Aprendimos esta técnica a partir de bacterias en un momento (de nuestra evolución) y la utilizamos ahora contra ellas”, declaró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s